Cómo arreglar una relación a larga distancia después de una pelea: consejos inspiradores

Si bien algunas peleas son simples y demasiado impotentes para arruinar una hermosa historia de amor, existen tipos de discusiones que pueden hacer que incluso las parejas más comprometidas se rompan.

Por ejemplo, factores desencadenantes como la falta de confianza, la infidelidad, la sobreprotección y el apego pueden debilitar fácilmente una relación a largo plazo, especialmente si se trata de una relación a larga distancia.

Si actualmente se encuentra en un LDR y le gustaría saber si sus argumentos están destruyendo lentamente su relación, primero responda estas preguntas: ¿Sus malentendidos anteriores cambiaron algo sobre su relación? ¿Siente que algo es diferente después de no poder arreglar adecuadamente una discusión? Por último, ¿crees que las cosas nunca volverán a ser lo mismo después de lo que pasó durante esas peleas?

Si respondió SÍ incluso a una de estas preguntas, entonces necesita ayuda. Aquí hay algunos consejos sobre cómo arreglar una relación a larga distancia después de una pelea.

1. Dése tiempo a usted ya su pareja para calmarse.
Cualquier discusión con la persona que amas puede ser agotadora, tanto emocional como físicamente, así que no esperes que esté de mejor humor, incluso si crees que ya has resuelto el problema.

Las cosas que hicieron o las palabras que se dijeron el uno al otro pueden doler como un cuchillo afilado, así que asegúrese de dejar que las heridas sanen primero.

2. Una vez que ambos estén listos, no dejes ningún tema sin tocar.
Una vez que esté listo para hablar sobre lo sucedido, asegúrese de resolver todas las dudas y responder a todas las preguntas que surgieron de la discusión. Si estos problemas no se abordan, será solo cuestión de tiempo hasta que vuelvan a atormentar nuevamente su relación.

3. Evite mencionar cualquier cosa que pueda desencadenar otra discusión.
Nunca empieces otra discusión mientras hablas de las lecciones que aprendiste de tu pelea anterior. Asegúrese de estar en un estado de ánimo comprensivo y cooperativo, en lugar de estar en un estado defensivo y demasiado sensible. Recuerde, está hablando del problema para que no vuelva a suceder, no para comenzar otra pelea y demostrar que su pareja tuvo la culpa.

4. Explique su versión y deje que su pareja también hable de la suya.
Asegúrese de que ambos lados hayan sido discutidos y comprendidos. No domines la conversación. Admita el hecho de que ambos tuvieron la culpa. Permítanse mutuamente la oportunidad de explicarse y comprender por qué ambos hicieron lo que hicieron.

5. Deja de intentar culpar solo a tu pareja.
Si bien la acción de su pareja puede haber causado la pelea, no significa que deba ser el único culpable de lo sucedido. ¿Y si la forma en que reaccionó también empeorara la situación? ¿Y si su incapacidad para escuchar hiciera que la discusión fuera más agotadora? ¿Y si tus palabras lo hicieran tóxico y hiriente?

6. Hablar de medidas preventivas para dejar de encender una pelea similar.
Asegúrese de que la causa de su discusión y malentendido no vuelva a suceder en el futuro porque, aparte del hecho de que puede ser agotador, puede acabar lentamente con una relación de larga distancia que ya está agonizando.

Recuerde que están tan lejos el uno del otro y discutir sobre los mismos temas puede hacer que su pareja sienta que su relación no va a ningún lado más que hacia abajo.

7. Recuérdeles cuánto los aman y cuánto les importan.
Cualquier pelea puede hacer que tu pareja se sienta no amada y sola, así que asegúrate de que, independientemente de lo que haya sucedido, le das la seguridad de que no hizo que tu amor por ella se desvaneciera.

Recuérdeles que incluso después de este malentendido, todavía los quiere como socio, amigo y compañero de por vida.

8. Aprecia su paciencia y comprensión hacia lo sucedido.
Aprecia el esfuerzo que hicieron solo para arreglar la relación, especialmente después de la pelea. Ambos son seres humanos capaces de cometer errores, y lo que importa es que aprendas de ellos y que hagas algo para asegurarte de que no vuelvan a arruinar tu historia de amor.

9. Aprenda sus lecciones y asegúrese de recordarlas.
A veces, las peleas son recordatorios de que no importa cuánto se amen, siempre habrá desafíos en el camino. Estas circunstancias no son una pérdida de tiempo y emoción. Más bien, son lecciones de las que siempre debes aprender.

10. Haga un esfuerzo y haga algo para compensar lo sucedido.
Al igual que tu pareja hizo el esfuerzo de intentar arreglar la relación después de una pelea, haz tu parte y también hazles sentir que lo que tienen juntos es importante para ti.

Haz algo dulce o especial, o quizás envíales algo que los anime.

11. Haga todo lo posible para recuperar la dulzura en su relación.
No dejes que la pelea se convierta en el recuerdo más dominante que tienes mientras estás lejos el uno del otro. Haz todo lo posible para recuperar el amor, la dulzura y el romance en tu relación.

Recuérdeles su historia de amor y cómo se enamoró. Recuérdeles que su relación no está ahí para lastimarlos, sino para hacerlos felices.

12. Finalmente, discúlpense por lastimarse mutuamente.
Por último, pero el consejo más importante es que debes disculparte sincera y genuinamente por lo sucedido. Discúlpate por las cosas hirientes que dijiste solo porque estabas herido y enojado. Disculpe las cosas que hizo solo porque no sabía cómo le harían sentir a su pareja. Discúlpate por tus decisiones inmaduras y por cómo reaccionaste.

Esta parte es muy importante porque demuestra que estás dispuesto a ser vulnerable, a abrirte y admitir que hiciste algo mal. También muestra que realmente amas a tu pareja porque estás dispuesto a admitir que eres un ser humano imperfecto.

Recuerda que después de una pelea, no es fácil perdonar y olvidar de inmediato. Las emociones durante y después de una pelea intensa pueden ser abrumadoras y pueden dejar a algunas personas adormecidas hasta el punto de que no están seguras de qué decir o cómo sentirse.

Sin embargo, nunca dudes del amor de tu pareja por ti solo porque no quiere hablar o porque elige quedarse callado primero. Respeta su silencio y dales suficiente tiempo para recuperarse.

 

Deja un comentario