Ganar aliados a tu forma de pensar no es una tarea fácil. Sin embargo practicando estos 12 hábitos tus opciones de éxito se incrementarán increíblemente. Aquí los 6 principios restantes, ponlos en práctica cuanto antes!

Principio #7: Permite que la otra persona sienta que la idea es suya.

A nadie le gusta sentir que está haciendo algo que otra persona le ordenó. A todos nos gusta que nos consulten sobre nuestros deseos, ideas y opiniones.

Si quieres ganar aliados a tu causa, debes permitir que ellos sean parte de la solución desde el principio.

Cuando lideré el proyecto de estudio de factibilidad para una nueva planta de biogás, era la primera vez que la empresa donde trabajaba haría algo similar. La mayoría de gente en mi departamento estaban nerviosos e inseguros de ejecutar dicho proyecto.

Lo que mi equipo y yo hicimos fue discutir todas las opciones de solución. Cada miembro del equipo que aportó sus ideas trabajó más duro y con mejor ánimo que en otros proyectos. La razón, simple, la solución no era mía o de alguien más, la solución era de cada uno de nosotros.

Principio #8: Intenta honestamente ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona.

Recuerda que aun cuando la gente esta equivocada, ellos no piensan que lo están. No condenes, juzgues o critiques (cualquier tonto puede hacer eso, elimina estos malos hábitos). Intenta entenderlos, sólo la gente tolerante y sabia intenta hacerlo.

Recuerda que así como tú tienes tu punto de vista y crees estar en lo correcto, la otra persona cree lo mismo acerca de sí misma.

Recuerda el ejemplo de la naranja en la primera parte de este artículo, ¿Cuál hubiera sido el resultado si ambos hermanos hubiesen intentado entender el punto de vista del otro?

Este es quizás uno de los hábitos más difíciles de practicar. Sin embargo, te aseguro que si logras dominarlo nunca extrañaras los días en que no lo hacías.

Pasion e Inspiracion - Quote 5 - Dale Carnegie

Principio #9: Se comprensivo con las ideas y deseos de la otra persona.

Es altamente probable que si tú estuvieses en las mismas condiciones que la otra persona, sentirías y desearías lo mismo que ella. Detente a pensar en todas las condiciones que motivan la forma de pensar de la otra persona. ¿No crees que si tu estuvieses bajo exactamente las mismas condiciones, pensarías igual que ella?

Recuerda que no todos pensamos u opinamos igual sobre el mismo tema. Además, no todos esperamos los mismos resultados de una acción.

Cuando estuve trabajando en el proyecto de renovación de un aeropuerto, en una oportunidad mi equipo necesitaba realizar unas pruebas del sistema de control automático de luces. Por suerte, me enteré que el jefe de operaciones no estaba de acuerdo con esas pruebas. En su opinión, ésto causaría descontento en los pasajeros. En lugar de discutir con él, le dije “entiendo completamente su preocupación por el bienestar y comodidad de los pasajeros. Y si no realizamos esas pruebas (no más de dos horas) corremos el riesgo de que ocurran fallas durante las siguientes 24 horas. Estoy seguro que Ud. no querrá incomodar a los pasajeros durante tanto tiempo”. El simple hecho de ser comprensivo con las ideas y deseos de la otra persona, me permitió que el jefe de operaciones concuerde conmigo que 2 horas eran mejor que 24 horas de molestias a los pasajeros.

Principio #10: Apela a causas nobles.

Recuerda que la mayoría de personas sigue sólo dos razones para hacer algo: una que suena bien y una real.

Por ejemplo cuando le enseñes a alguien a reciclar, no le digas simplemente que está bien. Mejor coméntale de los grandes beneficios que esto implica para el planeta si es que todos lo hacemos. Beneficios como por ejemplo medio ambiente más limpio, mejor lugar donde vivir para nuestros hijos, etc.

En una ocasión, un inquilino le dijo a su arrendador que ya no deseaba seguir alquilando la casa donde vivía (a pesar que aun faltaban varios meses para terminar el contrato). El arrendador respondió “Nuestro contrato termina dentro de 4 meses, pero entiendo que Ud. puede estar pasando por momentos muy difíciles. Por favor, analice bien la situación y regrese dentro unos días con su decisión final. Le doy mi palabra de honor, que si Ud. decide irse, no intentaré evitarlo. Simplemente admitiré que me equivoqué. Yo aun tengo fe que Ud. también es un hombre de palabra y mantendrá el contrato”. Como podrás imaginar el inquilino decidió que la única opción honorable era cumplir con el contrato.

Principio #11: Dramatiza tus ideas.

Las películas lo hacen, la TV lo hace, tu también tendrás que hacerlo si quieres ganar la atención de otros.

Si eres un doctor podrías decirle a tu paciente  “tienes 90% de probabilidad de empeorar tu problema cardíaco si sigues fumando”  en lugar de “tienes 10% de probabilidad de sanar tú problema cardíaco si dejas de fumar”.

Ambos dicen lo mismo, pero uno es más dramático que el otro, ¿cuál crees que tendrá mejores resultados?

Principio #12: Lanza un desafío.

Si nada más funciona, intenta esto. La mayoría de personas se siente atraída por los desafíos. Es parte de nuestra naturaleza humana querer demostrar que podemos superar obstáculos.

En Facebook, LinkedIn, etc. se hacen virales las fotos donde se pregunta el resultado de una operación matemática (cuyo título dice “solamente para genios”). También aquellas donde te dicen que no existen nombres de países que empiecen con la letra “e”. A la gente le gusta demostrar que sí pueden encontrar la respuesta. Y no se conforman con hacerlo, sienten el incontenible deseo de hacerlo público.

El desafío (practicar hábitos para ganar aliados)

Ahora es tu turno, durante los próximos 7 días por lo menos una vez al día práctica por lo menos 3 de estos hábitos. Te dejo algunas ideas de cómo practicarlos:

Principio #7: la próxima vez que tengas que resolver un problema en equipo, escucha las opiniones de los demás y permite que todos sean parte de la solución.

Principio #8: cuando alguien tenga una opinión distinta a la tuya, no la critiques. Detente a pensar cuál es el punto de vista de la otra persona, si no puedes adivinarlo, pregunta!

Principio #11: recuerda que la moneda tiene dos caras, siempre hay una forma más dramática que otra para decir lo mismo.

Te aseguro que no será tan fácil como parece. Recuerda, si fallas en la práctica de estos hábitos antes de llegar a los 7 días,  reinicia la cuenta a cero.

Cuéntanos en los comentarios tu experiencia. ¿Conoces otros hábitos que quisieras recomendar?

(Click aquí para ver la lista de artículos completa)

*Nota: Este artículo utiliza como referencia los principios mencionados en el articulo “Como Influenciar Personas y Ganar Amigos” sobre la base del libro del mismo nombre por Dale Carnegie. Puedes encontrar información acerca del autor y sus libros (en Inglés) en www.dalecarnegie.com/about-us/dale-carnegie-books/

Gracias y hasta la próxima!

Gonzalo

“Aquellos locos que creen que son capaces de cambiar el mundo son aquellos que lo hacen”